Héroe silencioso javier Albiac Publicado el 25/01/2019 por BSH Electrodomésticos España
Vida en BSH

Javier Albiac, héroe silencioso de BSH España: “El cambio cultural comienza como cuando tiras una piedra pequeña al río y hace ondas expansivas”

Javier Albiac, del departamento de IT, ha sido uno de los cinco ganadores del Premio ‘Héroe silencioso’ promovido por MOVE, un programa de la compañía que promueve varias iniciativas culturales para cambiar y mejorar el entorno de trabajo.

Javier Albiac, del departamento de IT, ha sido uno de los cinco ganadores del Premio ‘Héroe silencioso’ promovido por MOVE, un programa de la compañía que promueve varias iniciativas culturales para cambiar y mejorar el entorno de trabajo.

En total, cincuenta empleados de la Región Europa fueron nominados por promover actividades de cambio cultural realmente inspiradoras. Javier, en concreto, fue propuesto por organizar eventos que fomentan el trabajo en equipo y por ser especialmente integrador.

Después de felicitarle, hemos hablado con él y nos ha contado las iniciativas que ha impulsado para contribuir a mejorar la cultura de la empresa.

Javier explica que en el departamento de IT trabajan muchas personas y, además, en distintas ubicaciones, lo que provoca que en algunos casos el trato entre compañeros sea menos fluido. Así lo percibió él cuando comenzó a trabajar hace siete años. Entonces, asegura, hacía falta un evento externo que cohesionara al equipo, algo tan sencillo como una cena de Navidad. “Me di cuenta de que no se hacían cenas de Navidad y organizamos la primera. Conseguimos que se juntara todo el mundo y, a raíz de ahí, celebramos dos cenas al año”, comenta.

Desde ese momento, el ambiente del departamento, que hasta la fecha era bueno, mejoró porque las relaciones entre compañeros se estrecharon. “Simplemente, faltaba un pequeño empujón”.

Desde entonces, Javier se convirtió en la cara visible del departamento para organizar este tipo de iniciativas. A él acude el resto de compañeros cuando quieren poner en marcha una actividad. “Lo que activó todo fue la cena de Navidad, pero me he convertido en la figura a la que acuden cuando se les ocurren iniciativas. Saben que voy a decir que sí”, recalca.

Con una respuesta afirmativa, respondió también Javier cuando un compañero le planteó sumarse este año a la campaña solidaria Movember para apoyar la investigación contra el cáncer de próstata y testicular. Lo pusieron en marcha y lograron que dieciséis personas se sumaran a esta iniciativa, que volverán a impulsar el próximo año. “Hemos puesto una semillita para volver a hacerla el próximo año, en el que tenemos pensado hacer también una caminata”, indica.

“Hemos puesto una semillita para volver a hacerla el próximo año, en el que tenemos pensado hacer también una caminata”

Para Javier, que ha participado directamente en estas actividades y ha comprobado en primera persona sus efectos, estas iniciativas mejoran el ambiente de trabajo. “Todos nos conocemos más y somos más amigos, y eso hace, por ejemplo, que a la hora de pedir ayuda a un compañero venzas timidez y todo sea más fluido”, sostiene.

Considera que dentro de las empresas hay muchas personas a las que les gusta participar en este tipo de actividades que, además, repercuten en el bienestar del empleado. “Quizá falta un activador, pero, cuando se activa, hay un montón de gente que tiene ideas y quiere colaborar”.

Este argumento es el que Javier Albiac trasladará a Karsten Ottenberg, presidente del Comité de Gerencia del Grupo BSH, en un encuentro en el que participará junto a los otros cuatro ganadores del premio. Será una oportunidad para debatir sobre formas adicionales de mejorar la cultura de la empresa.

“El cambio cultural en la empresa empieza como cuando tiras una piedra pequeña al río y hace ondas expansivas. No hace falta un gran evento, simplemente lo que hay que hacer, una vez que empieza la onda, es no pararla y dejar que las cosas fluyan”, concluye. Solo hace falta una palanca que impulse el movimiento.

Escribir un comentario

*Campos obligatorios