Publicado el 21/11/2018 por BSH Home Appliances Group
BSH hoy

Reciclaje y gestión de residuos en BSH España

Siendo el grupo líder europeo fabricante de electrodomésticos, con 42 plantas de fabricación en todo el mundo (seis de ellas en España), el reciclaje y la gestión de residuos es un tema fundamental para BSH. Desde la fase de diseño del electrodoméstico hasta el momento en que finaliza su vida útil, en la compañía contamos con diferentes medidas para controlar y reducir nuestro impacto medioambiental. Ramón Villacampa, responsable de medioambiente, seguridad, salud laboral y normalización en BSH España, nos habla sobre ellas.

El pasado mes de octubre, Ramón participó en el segundo Congreso Nacional de Gestión de Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos (RAEE). En BSH España hay varias iniciativas en marcha al respecto. Por un lado, en colaboración con ECOLEC (Sistema Colectivo de Responsabilidad Ampliada del Productor) se recogen y tratan los residuos de distribución, operadores logísticos, gestores, plantas de preparación para la reutilización (PPR) y ayuntamientos; de manera que se minimice la cantidad que no puede reciclarse. En el caso de los residuos derivados de nuestros procesos productivos, BSH trata de reintroducirlos de nuevo en la producción, una tarea más sencilla en aquellas fábricas donde hay máquinas de inyección de plásticos, que mezclan restos con materia prima virgen. Por último, está en marcha un proyecto de preparación para la reutilización por el que se entrega a AERESS (Asociación Española de Recuperadores de Economía Social y Solidaria) los electrodomésticos retirados de clientes que han comprado uno nuevo: “Este proyecto está demostrando que es muy positivo apoyar a este tipo de colectivos por la inestimable labor social que realizan. La preparación para la reutilización tiene sentido con este flujo de residuos, que es controlado en todo momento por el fabricante con la ayuda de la distribución. El porcentaje de RAEE que finalmente va a PPR con este proyecto es del 35%, mientras que con el RAEE procedente de puntos limpios difícilmente se puede alcanzar un 5%”, explica Ramón. Hay que destacar que en España los fabricantes tenemos objetivos específicos de preparación para la reutilización, a diferencia del resto de Estados Miembro de la Unión Europea.

En realidad, esta economía circular no es nueva para BSH España: “Quizá sin saberlo, llevamos muchos años practicándola, ya que una de las principales medidas es minimizar el uso de materias primas y siempre hemos tratado de reducir el coste de los materiales mediante la desmaterialización”, asegura el especialista. Junto a estas medidas, el llamado ecodiseño también juega un papel fundamental en la prevención de residuos, ya que en esta fase se identifican aquellas piezas susceptibles de contener materiales reciclados. Además, se utilizan técnicas para no mezclar plásticos que después no puedan reciclarse, o se diseñan las piezas facilitando la reparación para los técnicos o el desmontaje en las plantas de tratamiento.

Aunque la fase de mayor impacto medioambiental de un electrodoméstico es la de uso: “Llevamos también muchos años trabajando en la eficiencia energética, impulsados por la Directiva de Etiquetado Energético y por la Directiva de Ecodiseño.
También trabajamos para minimizar el impacto en la fase de transporte de nuestros aparatos, principalmente con medidas sobre los embalajes para maximizar las cargas asegurando la protección requerida por nuestros requisitos internos”, cuenta Ramón.

Con todo esto, BSH España trabaja para que sus actividades sean lo más sostenibles posible.

Escribir un comentario

*Campos obligatorios